jueves, 22 de diciembre de 2011



¿Donde están las almas que se estremecen

en el afán sombrío en que se mesen

las angustias del pasado y los días grises que pasan?

¿Donde estarán

si es que van a alguna parte

los secretos que susurre a tu oído

las palabras que nunca olvidaste

aquellas que nos hicieron lo que ahora somos?

¿Como habrá sido

que nos deje transformarnos en esto?

¿Como habrá sido

que me permitiste hacerlo?

Si un momento

si tan solo un momento

hubiese podido volver a pensarlo

quizás este frío mañana

no seria mas que un mal sueño.


¿Donde estarán las almas que se dispersan

en quimeras de amores que ya no arden

siendo que fueron fuegos tan grandes

que hasta a los gigantes asustaron?

Esos latidos que sacuden el suelo

pero que en la ciudad nadie los nota.


Si es que aún queda algo

ahora solo es del viento la ceniza

del castillo que construimos

para ocultarnos de nosotros mismos

para dejar de ser esos que no se reconocen

en la mirada del otro que te observa

ya no tenemos ni que preguntarnos

donde estarán sino mejor

donde habrán ido y como dejamos

que sucediera, lo que el viento se llevó.

No hay comentarios: