martes, 22 de mayo de 2012

Ya no puedo soltar mi aliento







Ya no puedo soltar mi aliento
ni aullar a la luna las noches claras
roer un hueso o rascar mi sarna
ni pelear con otros perros
por la comida
soy un perro muerto al borde de la calle.

Ya no puedo romper las bolsas de basura
ni vagar tranquilo por los callejones
en busca de una perra en celo
ni orinar las puertas de las casas
por las que paso
soy un perro muerto al borde de la calle.

No juego a alcanzar las ruedas de un auto
ni intento atacar a los transeúntes
solo estoy estático viendo como al caerse el pelo
me van creciendo gusanos
soy un perro muerto al borde de la calle
pidiendo que aún me amen y me acaricien. 

No hay comentarios: