domingo, 5 de junio de 2011



El otoño me recuerda a aquel cristal

que rompiste.

Y yo era un niño que no sabia jugar

al escondite.

Quizás desde aquí o mas allá pueda enseñarte

que no vi jamás otra verdad

mas de la que me diste

y que al fin crecí hasta encontrar

el camino

por el cual te fuiste

dude un instante ese día

pero entendí

yo no nací para cerrar ese circulo

en el que me pusiste.

No hay comentarios: