viernes, 10 de enero de 2014

Te veo.






Te veo
un día de estos
por aquella vereda
que desgastan las ausencias.

Quizás te ignore
como a otro de tantos
fantasmas que rondan
los silencios de esta casa.

O tal vez
me demore un segundo
dudando si es verdad
lo que ven mis ojos
la vida que te has llevado.

Te veo
cuando te de
el mal tiempo buena cara
y otro te robe una sonrisa
como las que te robé antes.

No hay comentarios: