viernes, 16 de diciembre de 2011




Nena no mires hacia el fondo

hacia el fondo que no hay lugar

vengo esquivando miradas sutiles

rastreando las pisadas para no trastabillar

en este mundo de sucias carcajadas

de momentos de gloriosa estupidez.


Ahora hay flores en la tumba del olvido

hay cruces que te dicen: Mira que no das mas…


La razón no busca mas riesgos que la memoria

y el mañana no dice que si porque si.

El dolor se acaba cuando median las distancias

hay fragancias que no son un souvenir.


Me engaño el oído mientras vos te disparabas

se te hizo flecos todo el galpón.

Parecía por momentos divertido el teatro

del amor sangriento corriendo por la pared.

Y yo que preparaba balas contra hombres lobo

nunca supe hasta ahí el valor de la plata.


Ahora no llores si te dicen buena suerte

ni te hagas cruces con los gatos negros.

No busques fama que no existe la fortuna

solo una oportuna apariencia de felicidad

comprada en la mas cara farmacia

hecha con el mas caro licor.

Bien dijo el doctor que no te apoyes

en la mampara de la des ubicación

que hay una fila, una fila tan larga

que nunca se ve el final feliz que te contó.


Te dije nena no mires al fondo y de golpe

ese cogote parecía un Big Bang

ensuciando las malditas paredes

con quejidos de huesos que parten

hasta la tierra por hacerse notar.



No hay comentarios: