lunes, 14 de noviembre de 2011




No pase raya

no doble esquinas

mire de frente

lo que sabia

se iba a venir

y le cruce enfrente

tantas, muchas veces

al destino y al veneno

que le llaman amor.


Sufrí por infieles

rachas de pasión

que sin Cristo alguno

me terminaron mostrando

que no existe el dolor

que son solo ausencias

de cosas que fuiste

y no serás jamás.


Dirían que pise otras huellas

en este camino que hacemos todos

pero lo cierto es que cada camino

tiene su propio andante y algo que dar

un sueño, una espina, alguna flor

y otras tantas neblinas a la razón.


Juego otro juego en el que sé ganar

perdiendo a veces o muchas quizás.

Tan solo soy una especie

que se empieza a acabar

y lucha con fuerza para sobrevivir

herir por destino, morder para ser feliz

mostrando los dientes como quien

sabe reír.


Soy un acto espontáneo

sin cielo ni dios

tan solo un excéntrico espectáculo

en este circo mi amor

tanto disfraz de payaso

tanto disfraz de domador…


No hay comentarios: