jueves, 22 de septiembre de 2011




Vamos como si la luna

estuviera al alcance de la mano.

Vamos como hermanos de la noche

a trillar las viejas calles del ayer.


Vamos que me hace falta

un poco de sangre en las venas

y otro tanto de alcohol

donde ahogar las penas.


Vamos como si la vida

no fuera eso que se nos pasea por delante

con meneantes caderas y mirada de fuego

hagámoslo antes que sea tarde.


Vamos que hoy hay un lugar

donde seguro nos esperan

y aun no hemos aprendido

ni siquiera a caminar.


Vamos como si la luna

no se ahogara en el mar

vamos sin importar que dirán

cuando lleguemos a ninguna parte.

No hay comentarios: