miércoles, 17 de agosto de 2011




Sabes como es este juego mi amor

no cambia el aire

ni se te quiebra la voz

ni termina hasta que termina.


El látigo susurra dolor

y es todo lo que aprendió

en esta herida.


Yo no tuve vida hasta que vos

me soltaste tu aliento.

Y fue como una tormenta

estallo una luz

que hasta ahora nos mira.


Sin embargo mas allá

también hay una oscuridad

que nos juzga.

Una virtud que nos engrandece

y otra que nos vuelve miserables.


Sabes como es este juego mi amor

lo dulce te vuelve amargo

y yo vengo de un inexorable abismo

al cual ahora mismo regreso.



No hay comentarios: