jueves, 23 de junio de 2011

Una vez




Una vez me enamore de la noche
y de las miserias humanas.
De la sobredosis y la catarsis
que me ofrecía el polvo de ángel.

Una vez aprendí que el amor
solo deja una profunda herida.
Que la mejor forma de vivir la vida
es morir con más ganas cada día.

Una vez fui tontamente feliz
y recien ahora me arrepiento.
Desacostumbrado a decir lo que siento
me he vuelto un animal.

Una vez al precipicio de la noche
le di el gusto de verme saltar.
Y vi que en el infierno no hay nada
que no haya visto aquí...



No hay comentarios: