lunes, 20 de junio de 2011

Balada para mi muerte.



Pueden durar solo unos segundos

estas palabras en tu mente.

Puede que derepente nadie conozca

esta balada para mi muerte.



Hecha para que bailen las musas

y las excusas que nunca di.

Para las rosas que nadie puso

en esta fosa para mi.



Soy un ave nocturna y ciega

que despliega sus alas y rezos.

Un abstracto sabor a juventud

aun ronda mis labios febriles.



Puede durar solo unos segundos

esta balada para mi muerte.

Sin que siquiera recuerdes mi nombre

escrito al final de estas líneas.



Hechas para que bailen las noches

y los reproches de los jazmines.

Y las tristezas hermosas que sufrí

una vez, otra vez, nunca mas...

No hay comentarios: